Juquila

Camino de la fe.

Miles son las personas que recorren una gran parte de la Sierra Oaxaqueña –y del país- para encontrar en un humilde pueblo, la intersección necesaria para lograr sus objetivos: Salud, dinero, amor, una casa, un bien, o hasta la liberación de un vicio, siempre movidos por la fe a la Virgen de Juquila y desestimando las dificultades que se presenten en su cometido de llegar a su santuario.

Ese fue el caso de las personas de los Reyes de Juárez Puebla y del Distrito Federal, que celebraron el 25 aniversario de su magna peregrinación, a la que se unen cientos de viajeros de distintos puntos del país, tales como Tlaxcala, Estado de México, Veracruz y Cancún.

La historia de la Virgen es muy conocida, cuando menos a grandes rasgos por cada persona que llega hasta su templo para venerarla: Un fraile español venido tras la Conquista, regala a una persona originaria de Amialtepec -que le ayudó en su labor de evangelización de la zona—, una pequeña imagen de la Virgen de la Purísima Concepción, la cual llevó a su lugar de origen y tras un incendio de la casa donde había sido colocada, milagrosamente aparece intacta entre los escombros. Desde entonces, comenzaron los largos viajes de peregrinos que buscan ser favorecidos en sus peticiones. ImagenUna oración antes de partir.

Convocados en la iglesia Cristo Rey en Iztapalapa, cientos de voces se unen en oración, a fin de tener un viaje sin sobresaltos y un regreso igualmente tranquilo. El reloj marca las 10:30 de la noche, cuando un contingente de autobuses y otros vehículos siguen a la imagen de la virgen en un nicho perfectamente adaptado en la caja de una pick up.  El recorrido de más de 14 horas hasta el santuario ha comenzado.Imagen

Juquila Juquila Juquila

JuquilaJuquila

La noche se ilumina con las luces que se han dispuesto para no dejar a oscuras a la sagrada imagen. Las escoltas móviles que transportan a tantas almas a bordo, rompen filas. Ya se encontrarán nuevamente en el poblado de San Pedro Juchatengo para un merecido y necesario desayuno.

JuquilaJuquilaJuquila

ImagenNicho de la Virgen.

La parte complicada del trayecto quedó atrás: subir por la sierra y las interminables curvas de los cerros. Afortunadamente por la oscuridad y la somnolencia, el vaivén del autobús no causa estragos en los tripulantes. La historia será muy distinta al regreso…

JuquilaJuquila

ImagenSierra de Oaxaca.

Juquila Juquila

Han pasado más de 10 horas desde la salida de la Ciudad de México con sólo dos escalas. Es el poblado de San Pedro Juchatengo, donde todo el contingente se detiene para desayunar y pronto las anécdotas del viaje comienzan. Atrás quedó el recuerdo del autobús que tuvo que ser alquilado de último momento para transportar al Ballet Folclórico México Mágico y a otras 30 personas, pues el transporte que se tenía contemplado, se adelantó con la orquesta que amenizará el baile.

Imagen

San Pedro Juchatengo, paso de peregrinos.

Juquila Juquila Juquila Juquila Juquila

Imagen

Por fin se arriva al pueblo de Santa Catarina Juquila, un reconocimiento a los heroicos choferes que manejaron por más de 14 horas; un padre nuestro y un Ave María antes de descender. El ánimo es evidente, cada uno tiene su motivación para estar aquí, y sin mayor complicación, se ha logrado el objetivo de pisar esta tierra.

SONY DSC

ImagenSanta Catarina Juquila, Oaxaca.ImagenCientos de peregrinos llegan cada día a Juquila,Imagen4 días les llevó a estos ciclistas llegar a Juquila desde Puebla.ImagenSantuario de la Virgen de Juquila.

Tras instalarse donde será el lugar de estadía, algunos visitan a la Virgen, cumpliendo su objetivo. En el santuario llama poderosamente la atención la carencia de bancas en su interior, pues es tal la cantidad de gente que la atiborra, que de algún modo no son necesarias. En el retablo se encuentra la tan venerada imagen y a sus pies se nota una magnifica alfombra de arena y aserrín, hecha por hábiles manos tlaxcaltecas, ofrendada por una peregrinación anterior.  ImagenImagenImagen elaborada con arena, tierra y aserrín, por personas de Huamantla, Tlaxcala.

Tierra de peregrinos

Una cancha de basquetbol es el punto de reunión para todos los contingentes que se congregan en esta magna peregrinación. Al borde, están colocadas en sus respectivos altares móviles, cada una de las imágenes que han sido trasladadas por sus fieles, movidos en camiones de redilas, tráileres, camionetas, motos y bicicletas, y algunos más venidos a pie durante 12 días desde el vecino estado de Puebla. Un plato de papas fritas y una rica salsa, acompañadas con tortillas hechas a mano, es el menú para los hambrientos viajeros que por ese día, terminan su jornada. ImagenImagenImagenCada contingente lleva perfectamente montado el nicho de su virgen en una camioneta.ImagenImagenCayendo la noche, se puede apreciar con más detalle cada elemento de los nichos.Imagen

Es el tercer día de la peregrinación. A las 5 de la mañana se entonan las mañanitas a todas las vírgenes trasladadas hasta este punto, acto seguido comienza el bullicio de todas las personas que comienzan los preparativos para visitar el santuario; un café o un atole con un tradicional pan oaxaqueño, proveen la energía necesaria para comenzar las actividades de ese día.ImagenImagenImagenMuy temprano comienzan los preparativos para el festejo.

Atrás de las imágenes se ve una gran movilización de quienes alistan el menú para la comilona. Tres hornos para barbacoa han sido cavados para dar cabida a 60 borregos que aguardan en un tráiler refrigerador, junto a una vaca y dos cerdos. En otro lado, en dos inmensos comales mujeres de todas edades, amasan y hacen las enormes tortillas que colocan en botes para el festín. Otras más se encargan de la salsa y otros elementos.ImagenImagenGran curiosidad causaba saber cómo era preparada la barbacoa.ImagenImagenImagenSin las mexicanísimas tortillas, el banquete no podía estar completo.Imagen

El señor Hilario Ventura, uno de los primeros peregrinos de Los Reyes de Juárez, cuenta la evolución de sus visitas al santuario, pues las contadas personas que vinieron en las primeras ocasiones, no se comparan con los miles que ahora se unen para mantenerla viva. Mientras don Herón Chávez, otro de los iniciadores de esta andanza, platica su experiencia como campesino creyente de la Virgen de Juquila, sus dos nietos se asombran al verlo en una cámara de video; ellos vienen por primera vez a este lugar y él espera que continúen con esta tradición en la que se está convirtiendo esta andanza anual.ImagenSeñor Hilario Ventura, uno de los primeros integrantes de esta peregrinación.ImagenDon Herón Chávez y la nueva generación de andantes.

Todos los peregrinos preparan sus imágenes para llevarlas al Santuario. Cada contingente se encarga de que su virgen luzca impecable: peinan sus cabellos, limpian sus rostros, y acomodan sus vistosos y adornados vestidos y tocados. Cada detalle es cuidado, es su celebración y deben lucir perfectas para la ocasión.ImagenImagenImagenCada detalle es meticulosamente atendido.ImagenSon las 11 de la mañana, el Ballet Folclórico México Mágico, venido desde la Ciudad de México ejecuta la primera de sus presentaciones en honor de la virgen. El sonido se ha retrasado y el programa que tenían planeado tuvo que modificarse. Afortunadamente el mariachi que ha sido traído para el festejo, los acompaña con sus interpretaciones.ImagenImagenImagen

Los cientos de personas que han recorrido tanto camino, se enfilan hacía el santuario de la Virgen, tomando en exclusiva la calle principal, y es tan numeroso el contingente que los habitantes del pueblo, acostumbrados a ver una peregrinación tras otra, se detienen por un instante a contemplar y persignarse con las imágenes que van en colorida procesión. Por fin, postrándolas ante la Virgen de Juquila, se ha cumplido el propósito o manda de visitarla y pedir sus favores, o agradecer los ya recibidos.ImagenImagenCientos de peregrinos acuden cada día al santuario de la virgen.ImagenImagen

Ofrecimiento a la mexicana

Después de la misa el Ballet México Mágico presenta un número más en el atrio del santuario. La falta de audio no frena su empeño: son los taconazos y los coloridos vestidos, lo que llama la atención de los presentes; es su ofrenda a la Virgen y una forma de darle las gracias por el gusto de volver a visitarla. Acto seguido la caravana regresa al campamento para degustar la barbacoa que ha salido de los enormes hornos preparados anteriormente. Para esta hora el hambre hace mella en todos y lo que más se desea, es llevarse un rico taco a la boca. El mariachi ameniza, mientras la comilona está en su apogeo.ImagenImagenImagenImagen

Terminada la urgencia de comer, una vez más el Ballet México Mágico captura la atención de los asistentes con sus bailes típicos de la región de la costa y el norte del país. El regocijo de los asistentes se percibe en los fuertes aplausos hacía los bailarines que brindan sus mejores pasos de ritmos mexicanos.ImagenImagen

El día termina con un baile en la cancha que ha servido de campamento por 3 días, amenizado por la Orquesta La Típica, y son las agasajadas, las imágenes de la Virgen de Juquila y otros santos, los que tienen el lugar preferencial de frente al escenario montado para esta celebración. Todos los peregrinos se congregan alrededor y es en la pista de baile, donde manifiestan su alegría de estar en este lugar sagrado. La fiesta termina a altas horas de la madrugada, pero eso no impedirá de ningún modo, el desarrollo de la jornada final.Imagen

????????

SONY DSC

Despedida y promesa de regreso

Es sábado por la mañana, cuarto día de peregrinación y las personas siguen con el mismo ánimo de cuando llegaron; el baile de la noche anterior y la energía gastada, no han mermado las ganas de visitar a la virgen en su Santuario por última vez. Por ser fin de semana, la explanada de éste se ha convertido en un tianguis que ofrece cualquier cantidad de productos típicos oaxaqueños. Es evidente la congregación de personas que vienen de muchas partes a este lugar de fe y el casco de la iglesia, es insuficiente para dar cabida a todos los peregrinos que ahí se aglutinan; el ir y venir de procesiones es más intenso que los días previos.????????Los fines de semana, se incrementa el número de peregrinos al santuario.????????

????????

SONY DSC

????????Interminables manifestaciones de fe hacía la virgen de Juquila.????????

SONY DSC

????????

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hay quienes llevan consigo algún artículo que han adquirido con la intención de regalarlo a alguien en particular, pero la bendición no cae sobre recuerdos que puedan terminar en la basura en cualquier momento. Sin embargo, es la imagen de la virgen la más bendecida, así como otros objetos que la llevan dibujada. Es en este momento cuando son más evocadas las muestras de fe hacía la patrona de este pueblo de la sierra de Oaxaca, la misma fe que los condujo hasta ahí y que en un año más les traerá de regreso, si la Virgen de Juquila así lo dispone.SONY DSCComenzando el largo camino de regreso a casa.

José Luis Vázquez Olvera

Camino de la fe, en video.

4 comentarios en “Juquila

  1. Pingback: Actualización Juquila | ariess-fotografía

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s